Simon_Casas 1

¡Identidad!  Al pueblo del Toro le quieren quitar su identidad.

¡Libertad!  Al pueblo del Toro le quieren quitar su libertad.

¡Cultura!  Al pueblo del Toro le quieren quitar parte de su cultura.

Al pueblo del Toro le quieren quitar su derecho constitucional a vivir su pasión y sus tradiciones adquiridas a lo largo de los siglos.

¿Quiénes son los responsables de estos pecados democráticos?

-Políticos que ignoran su deber de respetar a su pueblo.

-Multinacionales que especulan con grandes intereses económicos.

-Analfabetos que no tienen capacidad intelectual para pensar en la dialéctica entre el ser humano y el animal.

-Ciudadanos que no respetan las reglas de la existencia colectiva.

¡No hay humanismo sin este respeto!

La Tauromaquia forma parte del patrimonio histórico del humanismo, y el animalismo niega los fundamentos del humanismo.

¡El pueblo del Toro respeta el animalismo, los animalistas no respetan el humanismo!

-Lo que es indiscutible no es la Tauromaquia, si no que una minoría quiera quitar a una mayoría sus derechos adquiridos.

-Lo que es indiscutible no es la Tauromaquia, si no el totalitarismo que pretende prohibir lo que pertenece a la identidad de un pueblo.

– Lo que es inadmisible no es la Tauromaquia,  si no las posturas radicales de políticos que niegan nuestros derechos.

¡Debatir con respeto SI!

¡Prohibir con violencia NO!

Respetamos al animal, respetamos al Toro de lidia y todo su entorno ecológico, sin la Tauromaquia no existiría.

¡Yo quiero ser un Toro de lidia para vivir libre y con identidad hasta mi muerte. Para que el hombre me respete durante toda mi vida. Para que el hombre me permita crear junto a él una obra de arte!

¡Yo quiero ser un Toro de lidia descendiente mitológico de una historia milenaria!

¡Yo quiero ser un Toro de lidia, bello, bravo y noble, no quiero ser ni perrito ni  gatito…!

El Arte del toreo es humanismo.

La Tauromaquia es cultura.

Yo quiero ser un Toro bravo.

Simón Casas.